Cuatro poemas de Jorge Boccanera

0

El pasado 24 de mayo tuvo lugar, en el Teatro Nacional Manuel Bonilla, de Tegucigalpa, un acontecimiento especial. Se trata de un recital del poeta argentino Jorge Boccanera.

Son ya clásicas las dos antologías que se le deben, publicadas por Editores Mexicanos Unidos: Poesía contemporánea de América Latina (junto con Saúl Ibargoyen) y Palabra de mujer (ambas de 1982). Aparecen en su selección tres grandes poetas de Honduras: Oscar Acosta, Roberto Sosa y Clementina Suárez.

Tuve el honor de conversar brevemente con Boccanera  antes del acto mencionado y doy fe de su trato afable y espontáneo, libre de engolamientos. Sólo había leído algunos poemas de su producción, pero, gracias a la gestión editorial del poeta hondureño Rolando Kattán, accedí a su Antología personal, editada con pulcritud y buen gusto en Tegucigalpa (editorial Mano Nostra, 2018).

Un didactismo ya incorporado a mi ADN me indujo a seleccionar una muestra de cuatro poemas, de excelente corte epigramático, para compartir con los lectores de esta nota y demostrar la calidad general del libro:

 

Noticias de la historia

Según la historia universal,

a la paloma de la paz

se  la comió

la gallina de los huevos de oro.

 

 

Poema IV del libro Palma real                                                  

La rosa es una máscara,

oculta el rostro de la selva,

barro verde.

Furia que no envejece.

Como la respiración contenida de un dios.

Lo que no es selva es ruina.

 

 

Menudencias

La muerte afila un palo,

una daga de palo, un  palo de tambor, un caballo de palo,

una cuchara.

La muerte trabaja a la vista de todo el mundo.

La vida afila un palo,

un bastón, una vara, una cruz.

La vida trabaja a la vista de todo el mundo.

¿Qué diferencia hay entre las dos?

La vida fabrica huesos con los huesos.

La muerte fabrica huesos con los huesos.

 

 

Apuntes

Y te recuerdo, madre,

como cuando la única luz era tu nombre.

 

Ojalá este breve artículo sirva para motivar el acercamiento personal de los lectores a la obra de Boccanera, experiencia sin duda muy valiosa y, desde luego, insustituible.

 

San Pedro Sula, 19 de junio de 2018.

Leave A Reply

Your email address will not be published.