Luis Landa exhibe su obra en Viena

1

El pintor hondureño Luis Landa es uno de los seis artistas que integran la muestra colectiva Arte Centroamericano en Viena, que se exhibe del 2 al 30 de julio en Galerie Am Park, de Viena, Austria.

La obra que presenta Landa en la ciudad europea responde a un proceso que el artista inició en 2014. La deconstrucción de la imagen es el punto central de una propuesta que no ha sido de grandes saltos, sino de avances graduales que han llevado a Landa a la codificación de su planteamiento, que busca, más que llevar de la mano al espectador hacia referencialidades, despertar la carga emocional de su mensaje a través de los colores.

Foto: DANIELA LOZANO.

Su período de creación entre 2008 y 2013 muestra una marcada influencia de Santos Arzú Quioto, pero a partir de 2014 se desmarcó para comenzar la construcción de su propio lenguaje, uno que se decanta siempre por la abstracción.

Esta serie que Landa ha desarrollado tiene como sello la linealidad. Lo vemos en la serie Sociodimentación (2014), en Fenotipos (2015), en Posdata y Secuencia (2016), y en Abc (2017).

Si en 2015 Landa dijo de su muestra Proposiciones abstractas (Museo para la Identidad Nacional) que era una ejercicio pictórico de una realidad devaluada que nos cuesta ver si no es a través de dispositivos electrónicos y redes sociales, entonces podríamos decir que su obra de 2018 es un ejercicio pictórico de una realidad saturada.

Landa se muestra mucho más apropiado de su propuesta, experimenta sobre ella, ha dejado de lado las líneas y el color pulcro que marcó el inicio de esta serie, y ahora se otorga la libertad de explorar más, de saturar más, de incluir en esa realidad lineal una alusión a la intensidad, como ondas de frecuencia que le miden el pulso a esta sociedad.

Foto: DANIELA LOZANO.

“Quiero expresarme, tengo muy claro cuál es la intención: la deconstrucción de la imagen, llevarla a cargas emocionales. Me gusta lo del desborde, todo al aspecto marginal, el desecho, todo lo que se puede generar, todo lo que emotivamente causa, es bastante fuerte… La realidad no siempre está definida”, dijo Landa.

El artista señala que la linealidad y la saturación del color le interesan bastante, porque hace referencia a que la historia se escribe todos los días, las cosas se superponen a otras “porque el mundo y la realidad van a tanta velocidad que hay una sobreescritura de cosas”, y en su obra la saturación del color representa eso, una realidad saturada, superpuesta, llena de excesos pero también de calma.

El color muestra el momento que vive la obra del artista, que si bien antes se sentía cómodo con colores más vivos y cálidos, ahora las diferentes gamas de azul, rojo y verde, con intervenciones de negro, forman parte de su paleta. “En mi obra anterior el color era bien definido, ahora juego con tonos y capas”.

Landa comentó que no sabe hasta dónde llegará con esta propuesta. Seguramente seguirá desarrollando la estética de la línea y explorando más las posibilidades del color, porque él, dice, no es un artista que se acomoda, sino uno de grandes inquietudes. Habrá que esperar el próximo paso y las siguientes fronteras que cruzará para mostrar su obra en el mundo.

1 comentario
  1. Fabiola Andrade says

    Felicitaciones Luis! Que orgullo!

Leave A Reply

Your email address will not be published.