La cultura en Santa Rosa de Copán pasa por el CAP

0

Santa Rosa de Copán se distinguió a finales de los 90 y en la primera década del 2000 por los mecanismos de trabajo que desde la Municipalidad se construyeron en conjunto con las autoridades locales y la sociedad civil. Esta organización permitió que los mismos ciudadanos tomaran las decisiones en la solución de sus problemas principales como ciudad.

Por esta razón, la Ciudad se convirtió en referente para el resto del país: es la única que cuenta con 14 comisiones ciudadanas integradas por sociedad civil organizada y los trabajos que se realizan van desde la rendición de cuentas que se le exige a las autoridades locales, pasando por temas del cuidado del medio ambiente; el trabajo en pro de los niños, jóvenes y por supuesto el trabajo en el ámbito del arte y la cultura.

Una de las primeras comisiones ciudadanas conformadas fue la de Conservación del Casco Histórico. Esta comisión se marcó como objetivo convertir el Centro Histórico de Santa Rosa de Copán en modelo a nivel nacional. Gracias a un ordenamiento urbanísticamente ordenado, limpio, seguro y acogedor, la ciudad se convirtió pronto en un centro regional turístico.

Uno de los grandes patrimonios de Santa Rosa de Copán lo constituye el estar considerada como una ciudad histórica; en ese sentido, es una ciudad donde el patrimonio constituye el núcleo central de su identidad urbana, donde el casco antiguo alcanza la condición de pieza principal y máximo referente simbólico del conjunto edificado. De la potencia y singularidad de este patrimonio deriva su atractivo como destino turístico, en tanto que la mayor parte de los visitantes que acuden a esta ciudad vienen en busca de una experiencia de patrimonio, una experiencia de identidad en sentido amplio. No en vano este tipo de ciudad emerge como lugar de visita en los mismos albores del fenómeno turístico y que constituye lo que llamamos turismo cultural.

A partir de los resultados obtenidos con el proyecto de rescate del Centro Histórico de la Ciudad, las interrogantes y necesidades fueron cambiando y obedecían a la necesidad de transformar la oferta de actividades gracias a la afluencia de los ciudadanos disfrutando de sus propios espacios urbanos. La puesta en valor de sus parques, de sus calles, casas, edificios generó la creación de una agenda cultural para que todos disfrutáramos: tanto los locales como el turismo nacional y en muchas ocasiones también internacional.

En su momento, la Casa de la Cultura de la ciudad jugó un papel muy importante hasta el año 2009, aproximadamente. Era de las pocas casas de cultura que mantenía una oferta de talleres de diferentes expresiones de arte dirigidos a niños, jóvenes y profesionales. También fue un referente hasta finales de la primera década del 2000 por hacer su trabajo solamente a través de la autogestión y gracias al apoyo de la empresa privada local, de ciudadanos apasionados por el arte y la cultura y en menor medida del Gobierno local.

Posterior a la creación de la Comisión Casco Histórico surge, dentro de la misma Comisión, el Programa Santa Rosa Vive el Arte, conformada por la Comisión Ciudadana del Casco Histórico, la Casa de la Cultura y la Municipalidad de Santa Rosa de Copán.

A través de esta iniciativa se inician los trabajos de rescate de la Casa del Agua. Esta es un antiguo tanque de agua que abastecía a la ciudad. La Casa del Agua se convierte en el edificio sede del CAP (Centro de las Artes y el Patrimonio), en donde funcionan físicamente diversas organizaciones: Santa Rosa Vive el Arte (gestora de la Unidad de Cultura), la Oficina Municipal del Casco Histórico, la Comisión Ciudadana del Casco Histórico y la Oficina regional del IHAH, conservando su gestión administrativa independiente.

El CAP es un espacio abierto, activo y participativo, que incentiva y apoya los procesos de creación artística local y el acceso a la cultura de todo tipo de públicos. También busca ser un referente socio-cultural en la ciudad. Para ello desarrolla un plan multidisciplinar, en el que abarca artes escénicas, artes visuales, música, cine y literatura, entre otras expresiones del arte, e impulsa la utilización de los espacios y recursos de que dispone el Centro. Además, ofrece un programa educativo que integra diversas líneas; la formación artística, el ocio y el tiempo libre y la participación, prevención e inclusión social.

Al Centro le dan vida personas y colectivos organizados en diversos formatos: artistas particulares, asociaciones sin ánimo de lucro, empresas culturales, colectivos, entre otros, que participan de forma constante a través de convenios de apoyo mutuo. El CAP está abierto de manera permanente para incorporar nuevas propuestas.

La banda hondureña Pez Luna, durante uno de sus conciertos de Ruta al Poniente.

Es importante resaltar que la existencia del CAP sigue siendo posible gracias a la empresa privada local y a personas que sin afán de protagonismo aportan ya sea económicamente o con su tiempo de trabajo voluntario por el mantenimiento de cada uno de los proyectos que allí se dan. También resalta el aporte de los organismos y cooperación internacional, que no han dudado en contribuir en pro de proyectos específicos. Actualmente la Dirección del CAP está a cargo de Sandra Herrera Dean, quien como gestora cultural ha consolidado una agenda amplia para la ciudad.

También está el programa Ruta al Poniente, con el cual se hace una gira mensual de conciertos de música de diversas expresiones, como el jazz o la música clásica, entre otros. Cada mes un grupo, generalmente de Tegucigalpa, visita la región de Occidente y la gira se realiza en Gracias, Lempira en el Kandil, en el mismo CAP y en Kaldis Koffee Shop en Santa Rosa de Copán. Todos ellos, socios que gestionan, acogen y difunden estos conciertos. Durante la última edición de Ruta al Poniente la banda hondureña invitada fue Pez Luna.

Busque más información acerca del CAP y su agenda en Fb: @CAPSantaRosa

Leave A Reply

Your email address will not be published.