De los cuentos de Trigueros a la poesía de Estrada

0

El Heraldo acaba de lanzar la nueva convocatoria a su concurso de cuentos cortos, en el que premiarán dos categorías: adultos con cuentos de temática general y niños con edades de entre 10 y 12 años. La recepción de los trabajos cerrará el 28 de febrero y las bases completas pueden consultarse en este enlace: XI Concurso de Cuentos Cortos Inéditos Rafael Heliodoro Valle.

El domingo pasado el Heraldo también publicó dos cuentos de Samuel Trigueros, ilustrados, además, con obras pictóricas del mismo autor. Óscar Urtecho dice que los cuentos presentan “Imágenes de un mundo enfermo” y “Un orden social que envilece a los hombres, donde el trabajo es una forma de esclavitud y el Estado controla tu vida”. Para leerlos, entrar por el siguiente enlace: “Samuel Trigueros, el retrato de la deshumanización“.

El libro reseñado en la sección dominical de crítica literaria de ese mismo diario fue Infortunios, de Manuel Ayes. La obra contiene 21 cuentos que, según el reseñista, “están construidos con un lenguaje pulcro y muchas preocupaciones adolescentes”; además, dice, “casi todos los cuentos repiten estructura y tienen un final que busca sorprender al lector. En general, la crítica al libro es negativa, pero, aparte del lenguaje utilizado, al parecer destacan algunos aspectos positivos que abren una posibilidad: “Todo esto hace suponer, considerando que éste es su primer libro, que Ayes nos entregará una mejor literatura en el futuro”. Para leer la reseña completa, entrar aquí: “Romances e infortunios de Manuel Ayes“.

En La Tribuna, Juan Ramón Martínez, director de la Academia Hondureña de la Lengua, comenta brevemente, con su habitual desorden en la puntuación, el libro El profundo mundo paralelo, de Germán Alfaro, al parecer una incursión en el género de la ciencia ficción. Dice Martínez que el libro “nos describe, de forma amena y sencilla, la existencia de un mundo subterráneo donde vive una civilización muy parecida a la humana; pero mucho más avanzada, tecnológica y científicamente. Pero con un avance superior, lo que le permite, alejar el fantasma de la guerra y la auto destrucción” (sic).

Semanas atrás, Salvador Madrid había reseñado el libro 33 revoluciones para Rodríguez, de Fabricio Estrada. Madrid lo califica como “una rara avis en nuestra tradición poética” e informa que está constituido por trece poemas “de mediano aliento” que constituyen “un homenaje a Sixto Rodríguez, un artista a quien no rozó la fama, un luminoso perdedor que vivió en Detroit devorado por el olvido, mientras al otro lado del mundo, en Sudáfrica, era un artista venerado”. La reseña completa puede leerle siguiendo por aquí: “33 revoluciones para Rodríguez“.

Leave A Reply

Your email address will not be published.