Resumen de la semana

0

En La Tribuna, con motivo del Día de la Mujer, entrevistaron a Venus Ixchel Mejía y a Perla Rivera, dos autoras hondureñas con varios libros de poesía publicados. Las preguntas fueron las mismas para ambas y se centraron, más que en la literatura, en aspectos relacionados con su condición de mujeres en la sociedad, pero rescatamos algunas como las siguientes: “Al momento de escribir ¿cuál es su insumo, materia prima o inspiración?”, a lo que Venus Mejía respondió que “la vida misma” y agregó que “como persona, como mujer, como artista”, quiere “entender la existencia”, aprender a construir su libertad, su espacio, “desde el más íntimo hasta el más político”. Perla Rivera no ve el asunto de una manera distinta a su colega y dice que “las vivencias” son las que “dan soporte” a su poesía. “El contexto es una gran influencia en el momento de creación. (…) Está el compromiso del creador de arte de dominar los temas de actualidad y conocer el rumbo de la sociedad en estos tiempos de tantos cambios. La lectura es una herramienta necesaria para apropiarse de los mismos y transformarlos en momentos estéticos”, agregó. Y ante la pregunta de qué tratan de transmitir en sus escritos, respondieron: “Comprender mi existencia. Quiero definirme, conocerme; para que, de esa manera, yo pueda entender a otras, a otros, que viven y mueren en esta tragicomedia de la historia humana” (Mejía) y “Me interesa la honestidad como escritora, el ser un canal que propicie la conciencia de nuestro contexto” (Rivera).

En El Heraldo publicaron el domingo un cuento del joven autor progreseño Anacleto Soriano. Se trata de un cuento “con detalles escabrosos contado con la naturalidad con que sucede la vida”, según Oscar Urtecho. Para leerlo, entrar por aquí: “Anacleto Soriano, el cuento del silencio y la muerte“.

La sección de ese mismo periódico llamada “Crítica popular” estuvo dedicada en su última entrega a la novela Silicone, de Carlos Meza. Escrita y publicada originalmente en inglés, esta novela es “un coctel de acción, intriga y ciencia”. Entre las fortalezas del libro, según la reseña, están “un vasto conocimiento de las ciencias médicas” por parte de su autor, y “una asombrosa aptitud para armar intrigas sin perder de vista sus múltiples ramificaciones narrativas”. La historia, continúan los elogios, es “fluida y atractiva”, “como buen best seller“, aunque resultan “lamentable” “el abuso de los términos técnicos o que en alguna ocasión someta al lector a la tortura de conocer un largo y esquemático expediente médico inútil para la narración”. Con todo eso, apunta la reseña hacia el final, “Carlos Meza logra crear con Silicone un relato trepidante y novedoso por sus implicaciones científicas, políticas y humanas”.

Giovanni Rodríguez volvió con su columna mensual en Literofilia, una revista cultural costarricense con temas de literatura y cultura en general. “Decir lo que nos da la gana”, es el título del último artículo de esa columna y en él habla acerca de la ligereza con la que suele opinar la gente en las redes sociales y de “esa otra forma de la intolerancia surgida en el seno de los ofendidos”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.